DEFENSORIA DEL PUEBLO

Llámenos : +507-500-9800 face1 twitter1 goo1 Síguenos en Youtube

Lunes, 13 Noviembre 2017 16:26

COMUNICADO EN EL DÍA DEL PERIODISTA

Al conmemorarse el 13 de noviembre, el Día del Periodista en Panamá, en honor al periodista, poeta y escritor Gaspar Octavio Hernández, la Defensoría del Pueblo se une al homenaje que se les rinde a los profesionales del periodismo, principales defensores del derecho a la libertad de expresión e información.


Este fundamental derecho consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos señala que “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

 

A los 25 años de edad, en el año 1918, Gaspar Octavio Hernández muere sentado frente a su máquina de escribir en la sala de redacción de la Estrella de Panamá, mientras elaboraba un editorial criticando al comercio de la época, por no “vestir” sus locales con los símbolos patrios.  Pasajes de la memoria histórica que se constituye en el legado de los que honran hoy la profesión, y que tienen ante sí, desafíos en la era de la “posverdad” y las transformaciones de las salas de redacción.

 

El periodista no sólo es la salvaguarda de la libertad de expresión, sigue siendo la reserva moral de la sociedad por el poder e influencia en la opinión pública, y es propicio invitarlos a nutrirse de la esencia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, para que esta sea el marco ético del periodismo. 

 

Su independencia, responsabilidad, capacidad de investigar los hechos, el compromiso con el bien común y la búsqueda de la verdad, son las actitudes que marcan la diferencia, al enfrentar, por ejemplo, el desbordamiento de contenidos de los cibernautas en las redes sociales que “le dan más importancia a algo que aparenta ser verdad, que a la propia verdad”. 

 

Les corresponde a los periodistas, contribuir en la búsqueda de la equidad social, para que las agendas informativas continúen, incluyendo la voz de los que no tienen voz, y encuentren siempre un periodismo equilibrado y con alto sentido de humanidad, conscientes del impacto de las palabras e imágenes en las vidas de los demás, así, como expresará el maestro Ryszard Kapuscinski, “Las malas personas no pueden ser buenos periodistas”.

 

Los periodistas y los medios de comunicación, han enfrentado con hidalguía, con valentía, sacrificio y entrega los momentos de crisis sociales, enfrentando a aquellos que han atentado contra la libertad de expresión e información, y han sido su participación determinante en la consolidación de la democracia en la sociedad panameña.  

 

La Defensoría del Pueblo felicita a los periodistas en su día, y los insta a seguir con orgullo y vocación a servir con la perspectiva de los derechos humanos y, siempre con la verdad.