DEFENSORIA DEL PUEBLO

Llámenos : +507-500-9800 face1 twitter1 goo1 Síguenos en Youtube

Miércoles, 29 Noviembre 2017 19:42

“NUEVO SISTEMA DE ELECTRICIDAD DE CABO VERDE ES UN TRABAJO DE ÍNFIMA CALIDAD”, DEFENSOR DEL PUEBLO

Luego de una inspección por los trabajos del nuevo sistema de electricidad en los edificios de Cabo Verde, el Defensor del Pueblo, Alfredo Castillero Hoyo, manifestó que los mismos presentan una serie de deficiencias que ponen en riesgo la vida de las personas que allí residen, por lo que se hace necesario que la empresa encargado de los mismos tome los correctivos necesarios para salvaguardar la vida de estas familias.

 


"Es importante que la empresa pare los trabajo y revise lo que se está haciendo, no hay que ser un técnico para ver la ínfima calidad del trabajo que se ha hecho. Lo primero que uno se pregunta tras ver esto es si las personas que lo hicieron son idóneas para el mismo, porque hay un informe del Cuerpo de Bomberos que señala que no se podía proceder de la manera que se hizo”,  aseguró el Defensor del Pueblo.  

Durante un encuentro con el Ombudsman, los moradores de este sector sostuvieron que ellos no se oponen al nuevo sistema de servicio eléctrico, ni muchos menos pagar, pero que la empresa contratista debe hacer un trabajo de calidad y no como el que hasta la fecha han hecho.

“El Cuerpo de Bombero vino acá, realizó una inspección en estos trabajos y nos dijo que los mismos no son seguros. Aquí nadie se opone al nuevo sistema, es más mientras hacían las nuevas instalaciones nunca hubo problemas, pero ahora que pedimos que los trabajos sean de calidad somos los malos y nos cortan el servicio de energía eléctrica, eso no es justo”, puntualizó uno de los residentes de Cabo Verde.

Tras lo expuesto, Castillero Hoyos dijo que la primera acción que llevará a cabo la entidad es hacer las diligencias necesarias para que se restablezca el servicio de energía eléctrica y se procederá  a abrir una queja ante algunos temas de gravedad encontrados en el área, entre esos el del joven que presuntamente falleció por causa de las gases lacrimógenos que lanzaron las autoridades, “la calidad de vida de estas personas está siendo afectada cada día que pasa sin acceso a la electricidad”.

“No puede haber en la República de Panamá, panameños de primera, segunda, tercera y cuarta categoría; estas familias se merecen el mismo buen servicio que cualquier otra persona que resida en el Istmo”, sentenció el Defensor del Pueblo.